Señoras y Señores,

Bienvenidos a Circus Day

image
Hola,

Soy Caty y dirijo este circo

En la red me conocen como @catypol, así empezó mi andadura digital y así se ha quedado. Mallorquina, foodie, creativa, cuentacuentos, aficionada a la fotografía y diseño es un resumen de lo que encontrarás aquí, un circo lleno de recetas, historias y espectáculo. Circus day en un lugar para pasar un buen rato, espero que te guste el show.

The Show

[ENTRANCE]
Entradas
[CIRCUS RING]
Pista central
[CLOWN BREAD]
Pan-yasos
[SWEET JUGGLING]
Dulces malabares
[FESTIVAL SOMERSAULT]
Festival de piruetas
[LIQUIDS TIGHTROPE WALKERS]
Líquidos equilibristas
[MALLORCA]
Mallorca
[CHRISTMAS]
Navidad

En el blog

Mostrando entradas con la etiqueta Chocolate. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Chocolate. Mostrar todas las entradas

Chocolate cakes

Jugar a tirarnos bolas de nieve era el divertimento actual ya que rara vez nevaba y cuando lo hace copiosamente nos encanta. Siempre había alguien que decidía que las chicas éramos el blanco perfecto y terminábamos todos mojados y rojos de la risa, eran buenos días. Después corríamos a casa y nos tomábamos un chocolate bien caliente, agarrando la taza para calentar nuestras frías manos. Ver nevar es la sensación más bonita, nos quedábamos detrás del cristal de la ventana viendo los copos acumulándose en el suelo, en las ventanas, sobre los coches, y en todo lugar que alcanzaba.

El invierno puede llegar a sorprendernos tanto a los que vivimos aquí, en cotas bajas, con clima Mediterráneo. Sonrío cuando escribo esta entrada, no soy amante de la nieve, ni del frío que nos trae, y no entiendo pues las pocas veces que lo ha hecho ha sido divertido y feliz, alguna vez daba para hacer un pequeño muñeco de nieve, con zanahoria incluida como nariz, para terminar sentados alrededor de la chimenea y contar historias, esa es la parte más divertida para mi, pues siempre es la más esperada, aunque ahora que lo pienso, ligar chocolate e historias también lo hacemos en Circus day, y sin nieve, aunque bolas si tenemos. 


De entrada te digo que son sorprendentes, y cómo son para un concurso de pasteles, pastas, galletas, merengues, tartas, panes dulces y salados, creo que con esto ya lo digo todo, sí, son para el concurso de Yolanda, se lo merece, verdad?.

Para hacer el bizcocho usé un molde de semiesferas de 6 cm. de diámetro cada una, tuve que hacer varias tandas pues sólo tengo uno, pero el preparado no puso objeción así que con paciencia cocinera el resultado fue el que yo quería.


Tartas de chocolate 

Ingredientes 
  • 30 gr. de cacao en polvo puro
  • 35 gr. de harina de arroz
  • 5 gr. de levadura en polvo
  • Una pizca de canela
  • Una pizca de sal
  • 4 huevos tamaño grande
  • 2 cucharadas de miel o azúcar
  • 1 cucharadita de vainilla 
  • 60 ml. de aceite de oliva

Elaboración
Precalentamos el horno a 180º C. Mezclamos el cacao, la harina, la levadura, la canela y la sal. Le añadimos los huevos, la miel, la vainilla y el aceite. Batimos todo con la batidora de mano. Y vertemos en las cavidades semicirculares del molde, no hasta arriba, 3/4 para que no rebose (cómo cuando hacemos magdalenas). Horneamos unos 20 minutos o hasta que la prueba del tester salga limpia. Sacamos del horno, sacamos los semicírculos del molde dejándolos enfriar sobre una rejilla y repetimos la operación hasta que el preparado se haya acabado.

Cuando estén frías, las ponemos dentro de un tupper, y las dejamos toda la noche en el frigo. Esto hace la miga quede húmeda y el sabor se asiente, ésto lo he descubierto después de algunas pruebas, y la verdad es que a mi me gusta mucho el resultado. 

Ingredientes para el relleno
  • Mascarpone
  • Mermelada de fresa

Elaboración
Cortamos la superficie más plana de las semiesferas, dejándolas así totalmente planas para su posterior relleno. Le ponemos un poco de mermelada y sobre ella el mascarpone (yo le puse poca y no se notó, la próxima pondré más).

Ingredientes para el chocolate para cubrir los pasteles
  • 150 gr. de chocolate para fundir, a trocitos
  • 50 gr. de mantequilla
  • 3 cdas. de leche

Elaboración
Ponemos los ingredientes en un cazo, a fuego suave para que no se quemen, y removemos hasta su total disolución. Dejamos reposar para que enfríe un poquito, cuando esté caliente/tibio, vertemos sobre las tartas cubriéndolas totalmente. Dejamos enfriar totalmente dentro del frigorífico para que el chocolate endurezca.

Al final yo le puse un trocito de chocolate de fresa para coronarlas.




Con esta receta participo en el concurso Pasteles, pastas, galletas, merengues, tartas, panes dulces y salados, promovido por el blog cocido de sopa. 


@catypol

Charlota de chocolate

Cada día salía de casa para dar un paseo por el barrio, me gustaba caminar lentamente, saludar a Marie, la señora de la boutique, esquivar a los chicos que salían de clase, ayudar a cruzar al señor Maurice, un poco sordo y ciego para cruzar solo, y sentarme un rato a contemplar la belleza del río que cruza la ciudad. Las barcazas subían y bajaban enseñando a los turistas tal o cual rincón de la orilla, los pequeños botes con enamorados agarrados uno a otro contemplando la misma belleza que yo.

Después me dirigí a Petit Paris, una pequeña cafetería, llena de vida por la mañana pero que por la tarde se tranquilizaba y abrigaba a los que, como yo, necesitaban un descanso en su día. Allí me esperaba Juliette, mujer delicada, bonita y con unos ojos que dejaban sin aliento a cualquiera que se detuviera a mirarla. Ella sonreía siempre, incluso a aquellos que no tenían tiempo para parar un rato de su vida y saludarla.

Y allí estaba yo, sentado junto la ventana, admirando el ir y venir de los demás, y suspirar por no ser uno de ellos, siempre corriendo de un lado hacia otro, cuando apareció Juliette con un poco de su magia, algo había debajo de lo que llevaba en sus manos escondido con una bella tela, me miraba pícara y sonriendo.
__Je donne un peu si vous pouvez deviner ce qu'il est?__  siempre conseguía hacerme reír.
__¡humm! una calabaza__ dije yo divertido,
__non, non__ dijo ella
__¿le has quitado el sombrero al señor Maurice?__ bromeé
__nooooon__ exclamó riendo
__de acuerdo, me rindo.__ dije al fin
¡Oh, monsieur! chocolat, charlotte au chocolat pour vous__ dijo al fin, sacó la tela y debajo había una bella charlota de chocolate, tan bella como la ilusión de su dueña, tan dulce como su mirada, tan rica como solo ella sabía hacerlo.
Si alguna vez visitáis París, buscadla, dejaros seducir por su magia y admirad sus ojos, ella os sorprenderá siempre.


A este pastel le debo otras fotografías, que sí, que yo lo veo así, de esas que hacen justicia al nombre, y que se vea el corte delicioso que tiene, pero que tendrá que esperar hasta que me vuelva a sacrificar y hacerlo de nuevo.

Charlota de chocolate 

Molde redondo de 20 cm. de diámetro x 11 cm. de alto

Ingredientes
  • 250 gr. de chocolate negro + 150 gr. para los bizcochos
  • 18 bizcochos de soletilla
  • 100 gr. de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 100 gr. azúcar glasé
  • 2 cdas. de cacao sin azúcar
  • 1 cucharadita de café instantáneo
  • 3 yemas de huevo, a temperatura ambiente
  • 2 cdas. de ron o brandy
  • 300 ml de nata para montar

Elaboración
Forrar el molde con papel de hornear.
Fundimos los 150 gr. de chocolate, al baño María o en el microondas, mojamos las puntas de los bizcochos, y los colocamos sobre papel de hornear para que se solidifique.

Fundimos los 250 gr. de chocolate. Preparamos; por un lado montamos la nata, por otro batimos la mantequilla y la mitad del azúcar hasta obtener una mezcla blanca y esponjosa. Agregamos el cacao y el café molido, mezclamos bien. Por último y por otro lado; batimos las yemas de huevo con el resto de azúcar y el ron o brandy, hasta obtener una mezcla blanca y que doble el volumen.

Batimos los 250 gr. de chocolate con la mezcla de mantequilla, le añadimos la mezcla con huevo y batimos bien. Por último agregamos la nata montada y con suavidad mezclamos hasta integrar todo.
Cuando el chocolate de los bizcochos se haya endurecido, colocamos los bizcochos en el molde, quedando la parte bañada por el chocolate al fondo del mismo. Verter dentro del molde el preparado de chocolate, golpeamos un poquito para que la mezcla se asiente y dejamos en el frigorífico toda la noche o hasta que decidamos consumirlo, un mínimo de cuatro horas. Antes de servir y si hiciera falta recortaremos los bizcochos para dejarlos a la misma altura del molde. Desmoldamos dejando la parte de los bizcochos con chocolate hacia arriba, y espolvoreamos cacao por encima.






Relato y fotografías @catypol para Circus day.

Tuxedo Tart

Un sábado por la mañana cuando la casa todavía está tranquila, todos duermen, me gusta levantarme y pasearme con ese silencio, escucho al señor gorrión saludarme, a las perras desperezarse e incluso si me empeño puedo llegar a oír a un vecino a la carrera. El ruido del reloj poco a poco me vuelve a la realidad del tiempo pasado y de pronto todo empieza a funcionar, los grifos del baño, los dibujos en la tele, los chillidos de buenos días, las patitas de las perras sobre el parquet, la cafetera, la tostadora y el sonido de mi voz: __suena el timbre__ (riiiinnn, riiiiinn, riiiinnn) y repito:__alguien puede abriiiiiirr, llaman a la puertaaaa__.

Al final tengo que abrir yo, me miro el pijama (menos mal que no está manchado), me recojo el pelo, me froto la cara para espabilarme y abro la puerta. En la puerta hay un señor, no sería nada extraño si no fuera que va vestido con un esmoquin. Mi cara debe ser un poema pues el señor me sonríe y me pide un café, aquí es cuando me acuerdo de mi madre cuando me decía:__no hables con desconocidos, nunca sabes que puede pasarte__

¡En fin!, ese día debía estar aventurera así que le dejé pasar, de repente parecía que había vuelto al silencio de recién levantada, todo enmudeció, todo se centró en ese extraño que había dejado entrar en casa y que tan elegantemente se dirigía a la mesa del desayuno. __¡Buenos días, familia! ¿qué tal han dormido?, ¿soñaron felices?__ dijo sin más y se sentó.

El estupor general era tan latente que tuve que animar a todos a sentarse a la mesa. Y como si fuera uno más empezaron los interrogatorios, más ruido, platos y tazas, las perras, y todo volvió a la normalidad, hasta hubo risas y armonía. Al despedirse nos dejó un regalo, una tarta que haría que esa mañana sería recordada no por que tuviéramos un extraño a la mesa, sino por la elegancia de su esmoquin, y por el sabor de la deliciosa tarta. 


Te voy a contar un cuento, una historia, un relato para cada espectáculo, Circus day espera ser un blog de cocina diferente, loco, amado, divertido y especial. Apto para atrevidos, mentes abiertas y curiosas. Escribiré un relato, mezclando datos reales con datos imaginarios, y que hablen de la receta que presente, intentaré que todo, fotos, vídeo, relato y recetas sean un conjunto de lo que me gusta, espero que un espectáculo para ti.

No esperes tigres, leones, elefantes ni caballos, mis artes son otras y seguro que será un placer para ti lo mismo que para mi. Así empieza Circus day blog, señoras y señores, mesdames et messieurs, ladies and gentlemen, bienvenidos, sumérgete en mis locas historias y sé feliz, espero que te guste el show.

A saber que:

Tuxedo.- la traducción de esta palabra inglesa sería esmoquin, sí, sí, el traje de etiqueta que suelen ponerse los señores para un evento especial, pues ese mismo.

Half & half.- es una crema americana, ligera y que se usa para tomar café y también en pastelería, como aquí no venden esta crema la tenemos que hacer nosotros, no es difícil pues ya lo dice su nombre es medio de leche y medio de nata espesa pero siempre hay más cantidad de nata que leche (en este caso yo use crème fraîche, pues es más espesa)

Tuxedo tart

Molde redondo de 20 cm. de diámetro

Ingredientes
  • 30 gr. fécula de maíz o de patata
  • 220 gr. azúcar
  • 1/4 cdta. sal
  • 5 cdas. cacao puro
  • 750 ml. half & half ( 250 ml. de leche y 500 ml. de nata espesa)
  • 6 yemas de huevo
  • 2 cdtas. extracto de vainilla
  • 2 cdtas. mantequilla
  • 170 gr. chocolate negro a trocitos
  • 1 base de galletas Oreo ( incluida la crema de la galleta mezclada con mantequilla)

Elaboración
Primero prepararemos la base de galletas y mantequilla (más o menos 100 gr. de galletas trituradas con 40 gr. mantequilla a temperatura ambiente, mezclamos bien hasta formar una masa) forramos con esta masa la base del molde y dejamos en el frigorífico durante la preparación del pastel.

En una cacerola mediana tamizar juntos la fécula, el azúcar, la sal y el cacao. Integramos el half & half (en este caso la leche con la nata) y ponemos al fuego, batiendo hasta que la mezcla esté bien integrada. Batimos las yemas de huevo, y las mezclamos con el preparado, una a una, removiendo hasta que quede suave.

Cocinamos la mezcla a fuego medio, revolviendo continuamente, hasta que empiece a espesar y se formen burbujas. Reducimos el fuego a bajo, y continuamos la cocción, revolviendo continuamente durante 1 minuto. Para comprobar la consistencia de la crema, pasamos el dedo por la parte de atrás de la cuchara de madera; cuando sale un sendero limpio que no se llena en cuando se quita el dedo, está listo.

Quitamos la crema del fuego y vertemos a través de un colador de malla fina que se coloca sobre un recipiente limpio. Batimos la vainilla, la mantequilla y el chocolate negro a trocitos en el colado hasta que esté completamente derretido y combinado. Con cuidado, vertemos la mezcla sobre la base de galleta dentro del molde, aplanando el preparado. Refrigeramos la tarta durante al menos 6 horas, o durante la noche, hasta que esté firme y muy fría.

Decoramos con chocolate blanco como si fuera un Tuxedo (esmoquin).




Relato y fotografías @catypol para Circus day

¿Estás buscando algo en especial?

Contacta conmigo